Seres magníficos

  • by

Cuenta la leyenda que Piracurú el hombre, en su arrogancia ejecutó indios de su aldea mientras su padre visitaba tierras vecinas. El castigo lo planeó el dios Tupá quién envío a Xandoré a cumplir la ejecución: Un rayo atravesó su corazón, y al Río Tocantis cayó convertido en pez.

Ilustración por Vinicius Galhardo

Es uno de los mayores peces de agua dulce, llegando a tener hasta 3 m de longitud total y un promedio de 200kg de peso total. Por ello es un preferido por su carne, lo que ha conllevado la población total a crisis de urgente manejo.

Debido al escaso oxígeno disuelto en el agua, aprovecha el de la atmósfera gracias a su vejiga natatoria que presenta numerosas trabéculas semejando un pulmón y funciona como órgano respiratorio principal. Gracias a ello puede cazar animales pequeños y pájaros de la superficie.

La majestuosidad del Piracurú está en su prehistoria, en su leyenda, en su biología y en su presente. Recordemos su importancia y la belleza, mientras todavía podemos contemplar.

Visita el hilo en nuestra cuenta de twitter.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *